Perspectivas de la industria metalmecánica 2013

Bogotá, Colombia, Febrero 2013 

La economía latinoamericana crecerá 3,8% en 2013, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). En su balance preliminar señaló que la previsión de crecimiento en 2012 para la región (3,1 %) fue superior a la que se esperaba para la economía mundial (2,2 %), aunque no alcanzó el 4,3 % de 2011. Esto demuestra que “la crisis económica global tuvo un impacto negativo pero no dramático en el continente”.

Para este año el crecimiento estará liderado por Paraguay (8,5%), Panamá (7,5%), Perú (6%), Haití (6%), Bolivia (5%), Chile (4,8%), Nicaragua (4,5%) y Colombia (4,5%). Brasil crecerá 4%, Argentina 3,9 % y México 3,5 %.

Esta organización de la ONU señaló en su informe sobre “Situación y perspectivas de la situación económica mundial 2013”, que la desaceleración de 2012 se debió a una caída del sector exportador y de los precios de las materias primas no alimentarias, y considera que la recuperación vendrá de la mano de “tasas moderadas de crecimiento económico”.

El informe también habla sobre la caída de las exportaciones latinoamericanas en 2012, debido a la crisis en Estados Unidos y Europa: “El retroceso más significativo se ha registrado en los envíos a la Unión Europea, con los valores de exportación cayendo a un ritmo del 4% anual y el precio de los valores exportados a un ritmo del 3,4% anual. El precio de las exportaciones de minerales y metales retrocedieron aún más, a un ritmo del 9,1%”. 

A pesar de esto la inflación es relativamente estable, con una tasa anual media para la región del 6% en 2012, y una previsión igualmente del 6% de media para el año 2013.

En el caso del sector metalmecánico, el segmento de electrodomésticos tendrá un buen 2013. “Se espera un repunte en línea con el resto del consumo privado y la continuidad de las políticas que priorizan esta variable”, señala un análisis de abeceb.com. Por su parte, el segmento de maquinaria agrícola espera un nuevo impulso en las ventas de la mano de las crecientes estimaciones de la cosecha, luego de un 2012 en donde las ventas sufrieron un retroceso del 30%. 

De mantenerse las condiciones actuales en el comercio internacional, y en la medida en que se continúe la profundización en los tratados comerciales regionales, es muy probable que el sector metalmecánico logre una situación estable, dependiendo también, de las características de la economía en cada país.

Paraguay lidera 

Liderando las cifras de crecimiento en los prospectos de crecimiento económico se encuentra Paraguay, cuyo sector metalmecánico se afianza con inversiones y participación de empresas paraguayas que traspasan sus fronteras, como es el caso de Cabipal Metal Mek SA, que exhibe los primeros tanques ecológicos nacionales NR 13.785 para combustibles.

Marcio Schussmüller, como presidente de esta compañía, destaca los acuerdos realizados con empresas brasileñas para proveer a todas las compañías distribuidoras de combustibles en la región.

La industria metalmecánica local se está posicionando. Así, el Consorcio de Ingeniería Electromecánica (CIE) ha logrado uno de los contratos más grandes de Itaipú en los últimos años, por US$286,4 millones para este año. 

Perú continúa creciendo

Emilio Navarro, coordinador de los Comités de Metalmecánica de la SIN de Perú (Sociedad Nacional de Industrias), declaró: “Nuestro pronóstico conservador es un crecimiento de 7,5%, pero teniendo en cuenta que la situación económica está mejorando y el incremento del precio de los metales, se puede llegar a 10%”.

Estimó que este impulso en el precio de los metales estimulará las ventas de la manufactura del sector metalmecánico y augura un incremento en su producción respecto a los US$2.340 millones registrados el año pasado. El sector metalmecánico representa el 20% de la industria peruana y brinda 280.000 puestos de trabajo.

Esta industria provee desde alambres de cobre y productos de zinc hasta vehículos, artefactos y estructuras metálicas. El 20% de esta producción es exportada a países de América Latina como México, Colombia, Venezuela, Bolivia, Brasil y Chile, además de Estados Unidos e Italia.

“Es un sector de relativa importancia y su peso en la industria nacional es grande porque abastece a la minería, pesquería, sector agrícola, entre otros. Prácticamente todos los sectores de la economía adquieren productos metalmecánicos”, apuntó.

México crece moderadamente

En México, la industria metalmecánica la conforman los fabricantes de artículos de alambre, tornillos, tuercas, roldanas, forjas, alimentadores de prensas para troquelado, de fundición, de mecanizados, galvanizado, de soldadoras, herramientas para roscar, así como las involucradas en los procesos de pailería, afiladoras, cizallas, cepillos, dobladoras de lámina, tornos, punzonadoras, taladros de banco, pintura de piezas metálicas, galvanizado, cromado de partes, cerraduras, llaves de mano, corte y doblez de partes metálicas, inyección de piezas de plásticos, estampado y troquelado, entre los principales rubros.

Estas empresas están, desde hace varios años, en un camino de recuperación moderada con especiales dificultades para el sector automotor de exportación, el de telecomunicaciones y la aeronáutica, ya que estas compañías del sector metalmecánico continúan dentro de un mercado interno muy débil y con pocos estímulos gubernamentales para la obtención de tecnología, capacitación y financiamiento para su reactivación, según opinión de Juan Manuel Chaparro Romero, presidente de Fomento Industrial de Canacintra (Cámara Nacional de la Industria de Transformación). 

Las empresas del sector metalmecánico que no son afines al sector automotor laboran a 70% de su capacidad, ya que han sufrido paros técnicos forzados por la situación del mercado interno.

De las 5280 empresas manufactureras mexicanas del sector metalmecánico que han cerrado sus puertas definitivamente en los últimos ocho años, algunas lo hicieron por no ser competitivas ante los productos de origen asiático, de baja calidad y subsidiados por sus países. El Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), ratificó la desaceleración de la industria manufacturera en el año 2012

Según Juan Manuel Chaparro Romero, la crisis internacional afectará a la industria mexicana, en especial al sector manufacturero hacia el segundo semestre de 2013. “La situación se agravará para la segunda parte del año, dado el bajo crecimiento actual de nuestro principal socio comercial (Estados Unidos) y que seguramente tendrá repercusiones a la baja para las empresas mexicanas”, señala.

Y agrega que, “por todas estas cifras, México debe llevar a cabo y aplicar medidas prácticas, agresivas y urgentes, que realmente detonen la inversión productiva e impulsen de mejor manera y constante el consumo interno, para que industrias como las de la construcción, de la mueblería, la alimentaria, la metalmecánica, la de bienes de capital, la eléctrica, la del plástico, la del hule, la textil, entre otras, hagan su parte y generen más y mejores empleos formales y permanentes”.

Por otra parte, la AMIA (Asociación Mexicana de la Industria Automotriz) reporta un récord en el consumo interno de autopartes en 2012 y tiene muy buenos pronósticos para 2013. En su reporte de fin de año, el organismo asegura que los analistas económicos consultados por el Banco de México en su encuesta de noviembre 2012, indican que la expectativa del PIB para el cierre de 2013 es de 3,44%. La inflación prevista para este año es de 3,77%, y de 3,58% para 2014.

La producción total de vehículos en diciembre de 2012 alcanzó un volumen de 180.597 unidades, que comparadas con las 180.163 del mismo mes en 2011 muestran un incremento de 0,2%. El acumulado llegó a 2.884.869 vehículos, que representa un incremento de 12,8%. El final del año 2012 registra el mayor volumen producido en la historia de esta industria en México.

La producción destinada al mercado de exportación aporta el 83,4% del total de vehículos ligeros hechos en el país. El nivel de producción total alcanzado en diciembre 2012 es el más alto registrado para un mes de diciembre en México; del mismo modo, el volumen de producción acumulado en 2012 establece un nuevo récord en la producción total de esta industria, con 2.884.869 vehículos.

Volumen acumulado enero-diciembre 2012
PRODUCCIÓN DE VEHÍCULOS

C O N C E P T O

2011

2012

Variación %

Venta al público

905.886

987.747

9,0

Nacionales

432.572

466.055

7,7

Importados

473.314

521.692

10,2

Venta a distribuidores

909.026

1.009.644

11,1

Exportación

2.143.879

2.355.564

9,9

Producción total

2.557.550

2.884.869

12,8

  Mercado interno

427.407

479.681

12,2

  Mercado exportación

2.130.143

2.405.188

12,9

Los indicadores del sector automotor de México son positivos: las exportaciones y la producción reportan incrementos de 9,9% y 12,8%, respectivamente. La venta en el mercado interno, no obstante su crecimiento del 9%, todavía no ha logrado recuperarse a los volúmenes registrados antes de la crisis internacional, por lo que el mercado interno de México se encuentra muy por debajo de los niveles en los que debería estar, razón por la que AMIA habla de un crecimiento moderado para 2013.

Chile ve con optimismo el nuevo año

El sector productivo chileno en general tiene un panorama favorable. Se anticipa un gran dinamismo, empujado por una sólida demanda. De acuerdo con Enrique Besa, gerente general de Ingevec, “se prevé un alto dinamismo en las ventas”, además de que en el segundo semestre se espera una recuperación de los márgenes en el área de la construcción. El sector metalmecánico, si bien es muy sensible al nivel de actividad del país, explica el empresario, no tiene ninguna razón para que disminuya su ritmo.

Por su parte, Gastón Lewin, presidente de Asimet (Asociación Chilena de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas) pronostica para 2013 un crecimiento del 5% en el sector.

Asegura que 2012 se cerró con exportaciones cercanas a US$2700 millones, muy similares a las de 2011. Considerando los problemas económicos que enfrentan todos los países debido a la crisis internacional, se considera una cifra buena. 

Este año se seguirán exportando productos con valor agregado, como todo lo que se refiere a cajas de cambio para vehículos. La industria se mantiene sólida y está en condiciones de enfrentar nuevos desafíos. La principal necesidad para este año es la de formar capital humano, técnicos de nivel superior que apliquen nuevas tecnologías y sean demandados por el sector. Por esta razón, se ha iniciado un programa de trabajo con el Liceo Industrial Chileno Alemán, para la formación de técnicos de alta calificación, basados en la experiencia alemana en el desarrollo de la mecatrónica. Además, Asimet fue nominada por Chile Valora como el primer centro de generación de competencias laborales para el sector metalmecánico en Chile.

Argentina, economía que vuelve a expandirse

Argentina muestra un repunte significativo en el sector automotor, no solo en las cifras sino en relación con la aguda crisis que sufren los países de la Unión Europea. Esto pone de relieve la acertada estrategia que lleva a cabo el sector metalmecánico, al diversificar mercados y capitalizar de esta manera el 22% de las exportaciones a Estados Unidos, y el 13% a Chile.

Cristiano Rattazzi, presidente de Fiat Auto Argentina y titular de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), destacó que el comportamiento de la industria se mantiene en el mismo orden del año anterior. El directivo destacó que en 2012 las terminales automotrices alcanzaron un ritmo de producción de 3708 unidades/día, superando las 3598 unidades/día contabilizadas en 2011.

Así mismo, el titular de Adefa destacó la venta sostenida de vehículos a concesionarios y la recuperación que se registra en materia de exportaciones.

 “Persiste la necesidad de continuar avanzando y reforzando la tarea de ampliar los mercados de exportación”. En este escenario, Rattazzi destacó “la necesidad de avanzar en las negociaciones que está llevando adelante el gobierno nacional a través de la ministra de Industria, Débora Giorgi, para lograr acuerdos comerciales de libre comercio con países de América Latina, en particular Colombia, Venezuela y Ecuador”.

También señaló “la importancia que tiene para el sector concluir las negociaciones en curso con México para alcanzar un nuevo acuerdo, y las conversaciones que se están llevando adelante con Brasil, por la nueva Política Automotriz del Mercosur (PAM), que regirá a partir de 2013”.

Por último, Rattazzi puso un especial énfasis en el compromiso de continuar trabajando en conjunto con la cadena de valor y el sector público, uniendo esfuerzos para buscar las mejores soluciones, aumentar la competitividad en la industria y, fundamentalmente, hacerla sustentable en el tiempo.

PRODUCCIÓN DE AUTOMOTORES EN ARGENTINA

   

- A diciembre de 2012 -

   

 

 

 

Diciembre

Enero/diciembre

Por empresa

   

2012

2011

2012

FIAT AUTO ARGENTINA S.A.

 

7.181

113.468

73.863

FORD ARGENTINA S.C.A.

 

6.060

103.883

89.072

GENERAL MOTORS ARGENTINA S.R.L

11.447

136.428

128.501

HONDA MOTOR ARGENTINA S.A.

718

879

8.114

IVECO ARGENTINA S.A.

 

26

5.851

4.769

MERCEDES-BENZ ARGENTINA S.A.

1.569

18.505

16.263

PSA PEUGEOT-CITROËN S.A.

 

12.311

143.898

133.534

RENAULT ARGENTINA S.A.

 

8.038

111.492

108.905

SCANIA ARGENTINA S.A.

 

0

0

0

TOYOTA ARGENTINA S.A.

 

7.824

68.929

93.570

VOLKSWAGEN ARGENTINA S.A.

5.849

125.438

107.904

TOTAL

   

61.023

828.771

764.495

Brasil con expectativas de recuperación

“Estamos muy conservadores respecto a lo que pasará este año”, dice Hermes Lake, director de la Unidad de Máquina-Herramienta Romi. En su evaluación, aunque hay indicadores positivos para la economía brasileña y la industria, la recuperación se muestra lenta para 2013.

La expectativa general es que hay un crecimiento del PIB del 4%; sin embargo, la situación es muy similar a la que se vivía a finales de 2011. Esto no quiere decir que el sector metalmecánico no haya identificado un gran potencial para revertir el cuadro de 2012, en el que solo creció 1,3%.

Lake habla de la disminución de las tasas de interés y la devaluación de la moneda como alternativas para la recuperación. “Esperamos que haya una adaptación de la estructura de la economía con movimientos fuertes en los intereses y la devaluación, que puedan promover la reactivación de la actividad económica y las exportaciones”.

Otro elemento importante para el sector de la maquinaria es la extensión del programa PSI/Finame, para fomentar la inversión en bienes de capital. “Más que la extensión del programa PSI (hasta finales de 2013), es esencial establecer una fecha y fijar las tarifas que se aplicarán”, dice Lake. El carácter temporal del programa hasta la fecha ha limitado el apoyo a las actividades del sector. 

“Otros factores que pueden mejorar significativamente el panorama de la industria brasileña en 2013 son la entrada en vigor del nuevo régimen automotor, que poco a poco promoverá la producción de piezas de automóviles que en los últimos años se estaban importando, así como atraer nuevas plantas y proyectos que requieren más piezas y máquinas-herramienta”, dice.

Lake afirma que los movimientos que se están produciendo en otros sectores pueden conducir a la industria a mejorar en este año. Es el caso de la industria de la maquinaria agrícola que vive un buen momento, junto con las mejoras en los precios de productos en el sector del petróleo y el gas. Industrias que muestran aceleración como la de energía eólica, requieren un mayor grado de nacionalización de partes, y la industria del transporte, que después de una profunda crisis ha mostrado signos de recuperación y crecimiento. 

A pesar estos factores positivos, el director de Romi se mantiene conservador frente a los prospectos para 2013. “Por nuestra parte, vamos a seguir haciendo lo que hacemos hace 82 años, para adaptarnos a cada momento, mientras se desarrollan productos y se está siempre preparado para responder a la demanda de los clientes en caso de reactivación”.

Tomado de:

http://www.metalmecanica.com/mm/secciones/MM/ES/MAIN/IN/ARTICULOS/doc_91131_HTML.html?idDocumento=91131